La bandeja porta instrumentos de una unidad dental es uno de los elementos necesarios en toda clínica odontológica. Es la bandeja donde se colocan todos los elementos imprescindibles para llevar a cabo una consulta dental y es manejada por los auxiliares de odontología.

La unidad portainstrumentos está unida al equipo dental mediante un brazo articulado que puede moverse de forma horizontal o vertical. Esta bandeja se sitúa cerca del paciente para poder utilizar todos los instrumentos de manera eficiente y ergonómica. Por eso es muy importante que esta bandeja esté diseñada de forma que tanto el dentista como el auxiliar puedan trabajar con la mayor comodidad posible.

¿Qué instrumentos lleva la bandeja porta instrumentos?

Los instrumentos que suelen tener todas las bandejas porta instrumentos son los siguientes:

-Jeringa de Aire-Agua
-Turbina y Acople
-Contra ángulo
-Pieza de mano
-Micromotor
-Limpieza, desinfección y esterilización
-Puntas de limpieza y Detartraje

Cada uno de estos instrumentos son fácilmente utilizables gracias a las mangueras colgantes, que hacen más sencilla la movilidad del doctor y del auxiliar cuando están realizando una consulta dental.

Además, también tenemos que mencionar el pedal. Aunque no forma parte de la bandeja, es un elemento imprescindible para utilizarla, ya que se encarga de mover cada uno de los instrumentos según indiquemos.

En ANCAR Dental siempre queremos dar un paso más allá y buscar la máxima comodidad tanto para el profesional como para el paciente, así que hemos diseñado pedales inalámbricos. Estos pedales son mucho más eficientes ya que evitan que el suelo esté lleno de cables que propician los tropiezos o los tirones innecesarios. Cada pedal tiene una autonomía concreta y son fácilmente recargables.

¿Cómo se limpia la unidad portainstrumentos dental?

Una de las cosas en las que hay que fijarse a la hora de adquirir una unidad portainstrumentos dental es que sea extraíble. Cada vez que cambiemos de paciente y de sesión necesitaremos quitar la bandeja, limpiar y esterilizar todos los instrumentos que hemos utilizado.

Para hacerlo hay que desmontar las piezas como la turbina de la pieza de acople, la pieza de mano y el contra ángulo. Para esterilizar todo esto se utiliza el Autoclave, donde se eliminan las bacterias y se limpia a fondo todo el instrumental.

En cuanto a las puntas de limpieza o de detartraje se pueden desinfectar con alcohol a unos 70 grados para más tarde esterilizarlas a 135 grados durante 20 minutos. De esta manera tendremos todo nuestro instrumental limpio y desinfectado para volverlo a utilizar sin problema.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies