Primera mujer odontóloga.

En 1866, Lucy Hobbs fue la primera mujer en obtener un doctorado en Cirugía Dental. Su éxito alentó a otras mujeres a ingresar a las facultades de odontología, pero su propio camino hasta ese grado fue largo y difícil. Estaba decidida a “tener una profesión en la que podía ganarse el pan no solo con el sudor de su frente, sino también con el uso de su cerebro”.

 

De la medicina a la odontología:

Mientras trabajaba de maestra en Brooklyn, Michigan, Lucy encontró un médico que despertó su interés en la medicina. Con su apoyo, Hobbs se mudó a Cincinnati para inscribirse en el Eclectic Medical College. La universidad rechazó su entrada debido a su género y le sugirió que pruebe la odontología en su lugar.

Jonathan Taft, decano del Colegio de Cirugía Dental de Ohio, dio la bienvenida a Hobbs en su consultorio hasta que otro dentista aceptó enseñarle. Después de que la facultad de Ohio se negara a admitirla en 1861, Hobbs abrió su propia gabinete, una práctica común en ese momento, ya que muy pocos dentistas tenían títulos. Luego comenzó una clinica en Iowa, volviéndose rentable en tres años y ganando una excelente reputación.

En su reunión de 1865, la Iowa State Dental Society admitió a Hobbs a su membresía declarando: “que la profesión de dentista no tiene nada contra mujeres practicando”. Más aún, la Sociedad influyó en el Colegio de Cirugía Dental de Ohio para admitir a Hobbs como estudiante. En reconocimiento a sus años de práctica, el Colegio solo requirió que asistiera a una sesión y se graduó en 1866.

Su turno a Mentor:

Hobbs abrió una práctica en Chicago donde se casó con el veterano de la Guerra Civil y pintor de vagones de ferrocarril James M. Taylor. Hobbs le enseñó odontología a su esposo y juntos establecieron una práctica exitosa en Lawrence, Kansas. Después de su muerte en 1886, hizo campaña por los derechos de la mujer y la practicó intermitentemente hasta su propia muerte en 1910.

Su legado:

En 1900, casi mil mujeres habían seguido a Lucy Taylor a la odontología, un aumento que muchas atribuyen en gran medida a sus logros. En 1983, la Asociación Estadounidense de Mujeres Dentistas honró a Taylor al establecer el Premio Lucy Hobbs Taylor, que ahora presenta anualmente a los miembros de AAWD (American Association of Women in Dentistry) en reconocimiento a la excelencia profesional y los logros en el avance del papel de la mujer en la odontología.

Pero quien fue la primera mujer dentista en España? 

Para encontrar a la primera mujer conocida dentro del mundo de la odontología en España, tenemos que irnos a 1800. María Rajoó, practicó la odontología en Madrid y se convirtió en la primera mujer dentro del territorio nacional. Tras María Rajoó llegaron otras mujeres de gran importancia como Manuela Aniorte y Parades de Sales. Esta última, aparte de ser dentista, llegó a publicar el libro Arte del Dentista, primer libro de odontología escrito por una mujer. Sin embargo, fue Francisca García la primera mujer que logró el título de cirujano-dentista. Un título que nació en 1875 y que Francisca consiguió en 1877. En 1883 fue cuando el Rey Alfonso XII autorizó a las mujeres a ejercer la profesión de cirujano- dentista en las mismas condiciones que los hombres. Ya en el S. XX, en 1901, se fundó la titulación universitaria de odontología. La primera mujer española en conseguir este título fue Clara Rosas. Ejercía en Barcelona y fue en 1908 cuando se convirtió en la primera odontóloga de España. Desde entonces, el papel de la mujer en la odontología ha sido fundamental y actualmente el 53% de los dentistas españoles son mujeres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies